Aldea Infantil - Nuestro sueño.

Como equipo tenemos un sueño ambicioso frente a la problemática social que viven los niños huérfanos o bajo tutela judicial en Argentina. Deseamos tener una fundación y construir un conjunto habitacional con autoabastecimiento, ecológico y autosustentable. Los niños podrán vivir en casas de familia (hasta 8 niños por figuras paternas) y asistir a la escuela de la Aldea, relacionarse con las otras familias del complejo habitacional, participar de actividades recreativas, espirituales y aprender oficios varios. El lugar está pensado para tener todo lo que los niños y sus padres sustitutos necesitan para tener una vida digna y cómoda. El complejo se plantea con un espacio para locales de alquiler, panadería, proveduría, piscina, clínica, huerta, granja, oficinas, escuela, auditorio, gimnasio, canchas deportivas, casas de los empleados de la fundación, amplias zonas de esparcimiento y, por supuesto, el sector de casas para voluntarios y los niños en tránsito. Si bien la idea es que los niños no sientan que están con familias temporales, la realidad es que el juzgado es quien decide su estatus de adoptabilidad y tiempo de permanencia en la Aldea, pero nosotros deseamos que el tiempo que pasemos juntos sea inolvidable!

¡PUEDES SOÑAR CON NOSOTROS PORQUE TODO ES POSIBLE CON PERSEVERANCIA Y DETERMINACION!

Imagino que vivo en un mundo donde no existen niños huérfanos porque las familias de los pueblos y ciudades los adoptan y los aman como a hijos propios.
Imagino que vivo en un mundo donde no hay niños en las calles porque sus familias los aman tanto que nunca permitirían que pasaran frío o calor, ni mucho menos estar sucios y pidiendo monedas o robando o drogándose.
Imagino que vivo en un mundo donde las mujeres son fielmente amadas por sus esposos, protegidas, cuidadas. Donde no tienen miedo de decir lo que piensan y sienten, donde son libres y felices en sus hogares y tienen hijos igualmente felices.
Imagino que vivo en un mundo donde se trata con amor a los animales, se los respeta y se los cuida porque son creación divina y están en esta tierra sufriendo las desgracias que nosotros mismos generamos.
Imagino que vivo en un mundo donde tengo un campo hermoso con sierras lejanas, con cocina, termotanque y hogar a leña, con olor a sopa casera, salsa o galletitas, huerta, animales, sonido de niños riendo felices, un esposo cariñoso y trabajador y música armoniosa. Imagino que administro un orfanato a donde hay muchos misioneros voluntarios colaborando porque se sienten felices de trabajar allí, los niños se sienten parte de una gran familia y los padres sustitutos son un ejemplo de cariño y unidad.
Imagino que vivo en un mundo lleno de fe, donde reina el amor, donde la gente se trata bien, donde no hay vicios ni robos, mucho menos guerras o violencia.Un mundo donde todos se ayudan a prosperar y se cuidan entre vecinos. Un mundo donde no hay envidia ni celos porque cada quien obtuvo lo que tiene con sacrificio y lo disfruta y comparte.

Imagino que vivo en un mundo donde los recursos no se malgastan, donde los animales no se matan, donde el agua se cuida y donde la tierra y el cielo no se contaminan con químicos.
Quiero vivir en ese mundo. Y al igual que tú, sueño con tener una vida digna de ser vivida y disfrutada y quiero que mucha gente se beneficie trabajando en todos los proyectos sociales que generamos.

ARIANA FLÜCK. -FUNDADORA Y CEO EAO-.

Buscamos Voluntarios

 

 

Compromiso

Desde este proyecto se propone hacer un aporte focalizado en la promoción y protección de la niña, el niño y el adolescente (Ley 26061 Nacional y su homóloga Provincial 13298) y al mismo tiempo contribuir con el Estado reduciendo los costos que implica la atención a la niñez optimizando los recursos disponibles a nivel humano, material, normativo, afectivo y espiritual.

Cómo?

Reduciendo las demandas económicas o financieras que impliquen al Estado un desembolso grande de dinero para sostener a niños huérfanos o bajo tutela judicial institucional, abandonados y bajo los problemas sociales complejos de la niñez, como ser: negligencia, maltrato, desnutrición, estigmatización por pobreza, por falta de higiene, por trabajo infantil en las calles, entre otros.

Optimizando los recursos profesionales y de fiscalización permanente del Estado y las posibilidades sociales de los chicos viviendo en una aldea, en casas con familias sustitutas, con escuela, clínica, canchas deportivas y todo lo que necesitan para sentirse dignos, felices, protegidos, escuchados, amados y realizados.

Posibilitando hacer una vida normal de interacción social.

Promoviendo el establecimiento de vínculos sanos por afinidad, identificación, tareas lúdicas, tal cual lo que sucede en un barrio cerrado.

Desplegando y fortaleciendo el rol familiar como factor ordenador en la vida de estos niños, promoviendo un desarrollo social íntegro, más humanizado y resiliente, mucho mejor que en una de las tradicionales guarderías o instituciones de la época de la Ley Agote en donde el chico tenía que ser guardado en un asilo.

Viviendo en contacto con la naturaleza, con otros niños, familias y profesionales.

Desarrollando aldeas sustentables y ecológicas que promuevan la desinstitucionalización del niño y el cuidado del medio ambiente.

Cubriendo y permitiendo las necesidades afectivas, sociales, físicas y espirituales del niño hasta que el juzgado decida el retorno a su familia de origen o el estatus de adoptabilidad.

Sosteniendo la aldea gracias al aporte de patrocinadores, padrinos, pasantes y voluntarios.

Por qué?

Porque creemos firmemente en nuestra misión y en que desde la comunidad debemos fomentar los vínculos primarios sólidos y saludables, aquellos vínculos que conformarán una sociedad y un país con personas altamente capacitadas que enarbolan valores y hacen valer sus derechos.

Fundacion Este a Oeste
La Radio Online
La Aldea
Agenda
Donaciones
Galería de Imagenes
Videos
Reflexiones
Contáctanos

Copyright © 2014 | Políticas | Todos los derechos reservados